miércoles, 12 de noviembre de 2008

Una marca que me gusta, y siempre me gustará


Ayer fue un día extraño, un día que comienza raro, continúa peor, casi remata una muerte anunciada, y que finalmente un compañero alegra con una buena conversación.

Una sucesión de días insustanciales, te hacen plantearte cosas... Encima si presencias ciertos fallos provocados por un fallo de concepto y actuación de aquellos a los que consideran profesionales... te hacen pensar... te hacen pensar que, no eres tan tonto como pintan. Eso, unido a esas personas que sencillamente te desprecian y te ignoran, te hace crearte contradicciones en la mente. Por una parte sabes que no eres tan malo, lo típico de "creo que yo hubiera reaccionado mejor ante esto", mientras que por la otra un maldito déspota te hace venirte abajo, sintiendote inferior al resto, tan solo con una sentencia tajante sin posibilidad de réplica...

Pero hay está el fallo señores. En el momento que falta la posibilidad de réplica, se convierte en una dictadura mental, y todos sabemos que los dictadores ni son buena gente ni valen una mierda. Eso se lo demuestran solos. Por eso cuando una persona te dice "y tu que opinas?" te llena, te hace sentir que tu simple opinion de mindundi importa a alguien, alguien te toma en consideración y no te trata como un simple despojo humano.. y de esos conozco unos pocos, gente que, con años de experiencia, se iguala a ti, bajando a un nivel ínfimo, para consultarte cosas. Son gente que quiere aprender, tienen 50 años y quieren aprender, es admirable, esa gente te completa.

Ayer hablaba con un compañero bebiendo té, todos queremos alguien que nos complete, de una forma o de otra, tal vez para sentirnos mas llenos en nosotros mismos, tal vez por propio regocijo, tal vez por simple egocentrismo, o, por que no... por despertarnos y ver una cara bonita más allá de nuestra nariz. Sin embargo hay estábamos, dos personas hablando, marcadas a fuego. Marcadas a fuego tan fuerte que las cicatrices por quemadura nos durarán toda la vida. Como una vez me dijo mi padre, todas las personas que conozcas te cambiaran de una forma o de otra. Y lo agradezco, agradezco aquel cambio que suposo en mi vida, esa creación de una amplitud de miras, de ver más adelante, de crecer a ostias... Gracias

La unica pega que puedo poner a esto, es que esa marca me quedó tan profunda, que es dificil de superar... no creo que nadie me influya tanto en tan poco tiempo...

Y aunque la sidra tenga un regusto amargo... gracias



4 comentarios:

cazafrikis dijo...

recuerdame q te diga q TE QUIERO baby.. eres grande..

Richard Blaine dijo...

Señor.... me ha gustao mucho el post y espero que se repitan esas noches...

Kaminante dijo...

La profesionalidad va reñida con la personalidad... la forma de actuar de 2 personas ante la misma situación puede ser totalmente distinta y a la vez ambas acertadas, aunque en situaciones críticas (como este caso) solo hay una buena y muchas malas... desgraciadamente fuimos testigos de una de ellas...

No desanimarse y aprender de los errores. De los de uno se aprende facil, lo importante es aprender de los de otros...

El consuelo llega despues... como bien dices. La vida no es mas que la suma de buenos ratos...

Gota a gota se llena un balde...

ahi quea eso

una caña por favor dijo...

Impresionante post. Eres grande Txutxi eres grande.